QUEMAZU: Frenar para poder vivir

Con La Benéfica de Piloña, Espacio Cultural

 

Creamos un espacio experiencial con personas profesionales, gestoras culturales, creadoras y amantes de la cultura en el medio rural en las primeras jornadas de Cultura en el Medio Rural organizadas por La Benéfica de Piloña, “Per Caleyes y Senderos” financiado por el Ministerio de Cultura y Deporte.

 

   

 

Un encuentro formativo, participativo  y experiencial, “QUEMAZU: Frenar para poder vivir” diseñado por el colectivo Lareira Social, Julia Álvarez, Cristina Gambra y Karina Rocha para crear:

        Un espacio colectivo donde dialogar a través de propuestas colaborativas y horizontales, donde nombrar y reflexionar sobre malestares, vulnerabilidades y cuidados entre personas, colectivos, organizaciones y entidades vinculadas a la cultura.
        Un espacio donde visualizar relaciones de poder, sistemas y modelos de trabajo y participación que facilitan tiempos y entornos saludables, inclusivos y de cuidados de nuestras vidas y territorios.
       Un espacio de revisión y propuesta crítica hacia nuestras formas de hacer, poniendo el foco en los procesos, en las relaciones y en lo cercano, en lo afectivo.

 

Entre aproximadamente 80 personas compartimos propuestas, reflexiones, tiempos y silencios desde donde resquebrajar las dinámicas que nos aíslan y nos llevan a una vida de adormecimiento y medicalización. Nuestra propuesta: dejarnos caer en espacios colectivos, seguros, inclusivos y llenos de buenos tratos.

 

Abrir(nos) desde el QUEMAZU, frenando(nos) para poder vivir

 

QUEMAZU: Frenar para poder vivir

 

Acompañamos este espacio de cuidados y escucha colectiva, con esta reflexión escrita y locutada por Julia Álvarez.

 

Nos encontramos en un mundo incierto y acelerado cruzado por todo tipo de estructuras políticas, económicas o sociales excluyentes, generadoras de malestares y sufrimientos, con multitud de impactos que nos afectan, también a la cultura, y consecuentemente a todas nosotras, personas, colectivos, organizaciones y entidades vinculadas con ella. En este contexto inestable para nuestras vidas, cuerpos y territorios, nos resulta cada vez más corriente convivir con la inquietud, la tristeza, la inseguridad, la prisa, la culpa, la ansiedad… donde la precariedad, el desempleo, el empleo estacional, las sobrecargas de tareas y cuidados multiplican nuestras preocupaciones.
Remedios Zafra en su artículo “Ansiosos, medicados y productivos”, nos cuenta “… Hace tiempo que el tiempo lo ocupan los plazos de entrega, los mensajes por contestar, la expectativa de cumplir lo prometido, de estar a la altura. Al sistema productivo le viene bien porque usted sigue trabajando y las pastillas le ayudan a aparentar que todo está bajo control”. A esto nos resuena el QUEMAZU.
Pero sentirnos y sabernos quemadas, en demasiadas ocasiones medicalizadas, nos podría llevar a un abordaje desde la enfermedad, el trastorno, la terapia o cualquier otro tratamiento individualizado: Pastillas para nuestros sufrimientos. Os proponemos otra mirada, el Quemazu como malestar colectivo donde lo estructural, lo político, lo económico, lo ecosocial tiene cabida en los múltiples orígenes de nuestros malestares, incluidos los más individuales. Donde las respuestas no deben estar exclusivamente en la esfera sanitaria o en la clínica.
El malestar (nuestro quemazu) son esas huellas que dejan en nosotras y en nuestros colectivos y organizaciones, los sistemas hegemónicos capitalistas, patriarcales, extractivos, llenos de violencias estructurales en los que estamos inmersas. Y, entretanto, las búsquedas desesperantes de salidas individuales se disparan, como seguía relatando Remedios “Solo en la intimidad que compartimos usted se deja caer.”
Y de esto, se nutre nuestra propuesta, resquebrajar dinámicas extractivistas de cuerpos y territorios, dejarnos caer en espacios colectivos, seguros, inclusivos.

  … F r e n a r   p a r a   p o d e r   s e g u i r

… continua

✔ Enlaza a la lectura completa

Para oírlo completo en ivoox

 

 

 

 

 

Habilidades

Publicado el

26/06/2024

Ir al contenido